En el museo del Prado


Algunas veces trabajo por encargo y en ocasiones elijo los motivos por el puro placer de enfrentarme al reto de igualar la belleza y la técnica del original aprendiendo de la sabiduría de los maestros.

Las últimas copias las he personalizado jugando con el trampantojo, también llamado en francés “trompe – l´oeil”, que traducido es “engaña el ojo”. Es una técnica pictórica que trata de engañar la vista jugando con el entorno arquitectónico, la perspectiva, el sombreado y otros ilusionismos ópticos. Disfruto muchísimo con el efecto que provoca en el espectador cuando comprueba al acercarse que el marco forma parte de la pintura.

Ana Gulias copiando Las Hilanderas
Trampantojo de bodegón de Espinosa
Terminando Las lavanderas de Martín Rico
Pintando también el marco (trampantojo)
En mis inicios,1997,una de mis primeras copias en el museo.El coliseo de Roma de Robert Hugart
Copiando Las Lanzas de Velázquez
Pintando Santa catalina de Yáñez de La Almedina
Copiando a Yáñez de la Almedina
Copia de Santa Catalina en el museo del Prado
Trampantojo de Arellano en el museo